El derecho a la desconexión digital y sus límites en el trabajo a distancia.

El desarrollo espectacular de los dispositivos portátiles y las tecnologías wireless para el acceso y el envío de datos on line han hecho posibles formas de ejecución del trabajo antes impensables. Entre ellas, la posibilidad de que este se lleve a cabo desde cualquier lugar y en cualquier momento sin merma de su efectividad ni elevación de sus costes. El espacio y el tiempo se han convertido, de este modo, en factores líquidos, moldeables a voluntad. Las consecuencias son conocidas. No solo una mayor ubicuidad espacio-temporal del trabajador, sino una mayor intercambiabilidad y un cierto derrumbamiento de las fronteras entre el trabajo presencial y el trabajo a distancia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad