Hacia la dignificación del trabajo externalizado, con particular atención a las empresas multiservicios.

Carmen López Aniorte

Carmen López Aniorte – Universidad de Murcia

Las distintas trasformaciones acaecidas en España a partir del último cuarto
del pasado siglo, en los ámbitos económico-productivo, social y jurídico, y
que se han traducido en un paulatino debilitamiento del Estado social,
tuvieron su punto culminante en la Ley 3/ 2012, de 6 de julio, de medidas
urgentes para la reforma del mercado laboral.
La reforma laboral de 2012 constituyó la respuesta del legislador a aquellos
sectores que, eufemísticamente, reclamaban la “adaptación” de la normativa
laboral a las nuevas realidades económica y del mercado de trabajo, en el
contexto de la crisis de 2008. Con la reforma, se vieron alteradas las reglas de
concurrencia de convenios, la estructura de la negociación colectiva, y la
correlación de fuerzas existentes entre las partes sociales en detrimento del
poder sindical, provocando una rápida devaluación de las condiciones
laborales.

Seguir leyendo el artículo completo:

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad